Noticias

Noticias sobre diferentes temas de la asociación

La Agrupación Astronómica de Córdoba, en colaboración con la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación de la Universidad de Córdoba presentan el Ciclo de Conferencias "Mirando al Cielo: Conversaciones en torno al Universo", que se celebrará entre el 10 de noviembre y el 16 de diciembre de 2016 en la Facultad de Filosofía y Letras de Córdoba.

Ciclo de Conferencias de Astronomía: Mirando al Cielo


Los detalles sobre las seis conferencias, todas comenzando a las 8 de la tarde, son:


Conferencia nº 1

Título: Cuando la Astronomía habla andalusí

Conferenciante: Lourdes Bonhome Pulido

Jueves 10 de noviembre a las 20:00 horas


Conferencia nº 2

Título: Proyectos de observación astronómica

Conferenciante: Jesús Rafael Sánchez Luque

Viernes 11 de noviembre a las 20:00 horas

Conferencia nº 3

Título: Lo que la Luz esconde

Conferenciante: Emilio José García

Jueves 17 de noviembre a las 20:00 horas

Conferencia nº 4

Título: La carrera espacial. Pero...¿de verdad hemos llegado a la Luna?

Conferenciante: José Salvador Moral Soriano

Viernes 18 de noviembre a las 20:00 horas


Conferencia nº 5

Título: Estrellas dobles

Conferenciante: Rafael Benavides Palencia

Sábado 26 de noviembre a las 20:00 horas

 Conferencia nº 6

Título: Paseos por el cielo de los Pedroches

Conferenciante: Manuel Barco Jurado

Viernes 16 de diciembre a las 20:00 horas

La dirección de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Córdoba es Plaza del Cardenal Salazar, 3, 14071 Córdoba. ¡Os esperamos!

Nuestro amigo y compañero Rafael Benavides en colaboración con Juan Luis González y Edgardo Rubén Masa acaban de publicar en Marcombo el libro "Observación de estrellas dobles".

alt

La nueva colección Astromarcombo viene a llenar un hueco en la bibliografía astronómica en español, donde se publican muy pocos manuales prácticos para aficionados de cierto nivel.

El libro se ha realizado con la pretensión de que sea útil tanto para los observadores noveles como para aquellos mas experimentados que desean profundizar en este campo.

El lector encontrara una obra actualizada y puesta al día gracias al análisis de las mas novedosas técnicas de observación, todo ello sin olvidar los aspectos de partida que todo observador interesado debe conocer: revisión histórica, equipamiento, metodología, etc.

Además, se ofrece una documentada descripción del software especializado imprescindible, a la vez que se anima al lector a acometer proyectos de investigación a partir del ejemplo de experiencias previas realizadas por otros observadores. También se incluyen una serie de anexos con listados de estrellas dobles de ambos hemisferios, la mayoría inéditos, actualizados y con efemérides para varias décadas.

Rafael Benavides Palencia, Juan-Luis González Carballo y Edgardo Rubén Masa Martín: son asiduos observadores de estrellas dobles. Son editores de la revista especializada El Observador de Estrellas Dobles y han desarrollado numerosas iniciativas para promover la observación y estudio de estos astros. Igualmente, han participado en multitud de congresos y jornadas para dar a conocer sus investigaciones sobre el tema. Entre los tres han descubierto y catalogado cerca de 800 sistemas binarios. Colaboran habitualmente en la prestigiosa revista AstronomíA.

El libro se puede adquirir, por ejemplo, a través de Amazon.

 

Luna oculta a Sol

En esta ocasión no voy a tratar la ciencia de este fenómeno tan sorprendente sino que me centraré en la belleza que encierra tratando de explicarla desde un punto de vista científico. Para ello me voy a basar en los conceptos que el escritor científico Jorge Wagensberg establece sobre la misma.

Dentro de la definición de belleza que establece el profesor Wagensberg destacan dos premisas que cumplen la gran mayoría de los fenómenos astronómicos: la armonía en el espacio y el ritmo en el tiempo. Podemos pensar en los innumerables sucesos astronómicos y llegaremos a la conclusión de que extendiéndonos en el espacio y a lo largo de la edad del Universo se dan estos dos preceptos indispensables, pero que no son los únicos.

La comprensión de los fenómenos nos lleva a un grado de satisfacción supremo, ya que penetramos en la belleza interna de todo cuanto nos ofrece el Cosmos. Esto explica la innata curiosidad y el afán del hombre por conocer y comprender cuanto la naturaleza nos esconde.

Centrándonos en los eclipses de Sol, cuya belleza cumple las premisas anteriores, podemos decir que aparece un nuevo condicionante: la ruptura de las normas que rigen el ritmo del tiempo y la armonía del espacio. La oscuridad en pleno día entraña una belleza singular  por su rareza.

Su imprevisibilidad en tiempos pasados dotaba a este fenómeno de la magia de lo inexplicable, haciendo que la falta de comprensión hiciera a los espectadores temerosos ante este suceso tan extraño. Hoy día y gracias al conocimiento científico este fenómeno es totalmente predecible y por tanto pierde esa aleatoriedad que mostraba en tiempos pasados. La búsqueda de respuestas al qué, al cómo, al cuándo y al porqué empujó al hombre a avanzar en el conocimiento y a dejar atrás supersticiones y temores.

La simetría es otra característica que aporta otro grado de belleza al fenómeno. Pensemos en la secuencia del mismo y la coincidencia de tamaños entre los dos astros vistos desde nuestro planeta. En el transcurso del tiempo la ocultación se va desarrollando con absoluta precisión geométrica, sólo el contorno irregular de la Luna nos deja ver esa maravilla a la que llamamos Perlas de Baily. Esta “imperfección” nos muestra otro grado de belleza inesperado de estética insuperable, volvemos a sorprendernos y dada la comprensión de lo visto volvemos a gozar del espectáculo de la luz que se escapa entre los resquicios del contorno irregular de nuestro satélite.

En el momento del eclipse no sólo influyen los aspectos astronómicos. Fenómenos climatológicos y circunstancias personales deben ser favorables para que el momento sea pleno y pase a nuestra experiencia como algo a recordar el resto de la vida, un momento único de belleza suprema.

No todo acaba en el instante vivido, hoy día podemos plasmar el espectáculo con una tecnología fotográfica al alcance de cualquiera. Esto hace posible alargar el bello momento y también disfrutar de lo captado en las fotografías. Un disfrutar más pausado que la vivencia pero no menos satisfactorio. Muchas fotos son obras de arte que no sólo satisfacen al creador sino que hacen compartir el gozo a cuantos las contemplen y hacerles partícipes de la experiencia. Como dice el profesor Wagensberg, es una necesidad de nuestra mente, gozar gracias a la belleza comprendida.

La variedad de matices que encontramos en las miles de fotografías captadas por los diferentes autores nos da otro grado de satisfacción. No hay dos eclipses iguales, las condiciones cambiantes y la mirada de cada autor nos libran de la rutina.

No podemos predecir qué pasará en el próximo eclipse aquí en nuestro mundo terrenal. Esta incertidumbre hace que deseemos su llegada con expectación y queramos vivirlo en directo, aunque sea sólo por su belleza. Allí nos veremos.

En recuerdo a Antonio del Toro, cuyo disfrute era contagioso cada vez que miraba los cielos.

Rafael Enríquez.

eclipse paco bellido

Agrupación Astronómica de Córdoba


  • Dirección

    Apartado de correos 701, 14080 Córdoba
  • Email

    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.